domingo, 21 de abril de 2013

Hécate por Amy Sophia Marashinsky

Hécate por Hrana Janto

Hécate está contigo en la encrucijada. Los momentos en los que hay que tomar decisiones no son fáciles, y los desafíos que plantean exigen a la persona un salto de fe. Hécate dice que renuncies a la idea de que hay decisiones acertadas o equivocadas, y te dice que lo único que existe es la decisión en sí. ¿Has estado postergando la toma de una decisión porque se te antojaba abrumadora o porque no veías salida airosa posible? ¿Acaso esa decisión hace brotar en ti el miedo a lo desconocido?¿Te parece mejor o más fácil continuar con el sendero conocido?

En ocasiones hay que tomar una decisión, pero no estamos preparadas para tomarla. En tales casos, el camino para nutrir la totalidad consiste en reconocer dónde estás y en soltarlo todo.

Confía en que, cuando llegue el momento, serás capaz de tomar la decisión. Date tiempo y espacio. No te presiones, no reproches ni te culpes. En este momento, necesitas nutrirte. Cuando te sueltes del todo, se hará de pronto la claridad que te permitirá saber lo que necesitas. Hécate te insta a abrazarte a lo desconocido. Y sé consciente de que, decidas lo que decidas, lo que venga será algo inapreciable, algo de lo que podrás hacer uso en tu sendero hacia la totalidad.


Ritual sugerido: El viaje de perspectiva de Hécate

Busque un momento y un lugar en los que no vaya a ser molestada. Sientese o acuéstese cómodamente, con la espalda bien recta. Cuando lo considere oportuno, cierre los ojos. Inspire profundamente y deje salir el aire poco a poco. Tome otra inspiración profunda y, mientras espira, sienta cómo cae su cuerpo, como si se estuviera quitando un vestido de seda que quedara extendido a sus pies. Tome otra inspiración profunda y vea, sienta o perciba a Hécate, la antigua, la diosa anciana, de pie ante usted. Ella le ofrece su mano y usted la toma.
Un sendero aparece ante ustedes, y ambas se introducen en él. El sendero es de piedra negra, de grandes trozos de obsidiana, y las lleva en un descenso en espiral. Usted baja más y más, hacia lo profundo, siguiendo el camino en espiral junto a Hécate.
La presencia de la diosa es tranquilizadora y confortante. Usted continúa bajando por ese sendero de obsidiana hasta que llega a una encrucijada. Allí, el sendero de piedra negra se encuentra con un sendero de perlas (o piedra blanca) y con un sendero de coral (o piedra roja).

Los tres senderos se extiendes ante usted. ¿Por cuál se encaminará? Los tres le resultan seductores; los tres parecen prometerle algo que usted necesita. Pídale ayuda a Hécate para decidirse.

La diosa se sienta donde  se encuentran los tres caminos y le hace señas para que se sientes junto a ella; y, cuando lo hace, toma conciencia del poder de los senderos, que vibran bajo su pies.
Usted inspira profundamente y siente las vibraciones en su cuerpo.
De pronto, la vibración aumenta, y usted la siente como ráfagas de viento que recorrieran su cuerpo, limpiándola de todo. Las vibraciones la devoran, la envuelven, la sostienen. Las ráfagas vibrantes de viento la ayudan a desprenderse de todo: pensamientos, sentimientos, acciones. Hécate está con usted, por si necesita ayuda.

Ese extraño viento la envuelve, y usted comienza a volar en sus brazos. La lleva de un lado a otro en su balanceo, arriba y abajo. Hécate vuela a su lado. Y, mientras el viento la lleva arriba, más arriba, la diosa le sugiere que observe  los tres senderos que hay bajo usted. Ya no le resultan seductores ni fascinantes. Parecen pequeños e insignificantes. Simplemente, tres senderos, tres posibilidades.

El viento amaina y usted desciende suavemente hasta el suelo. Es hora de volver. Usted se agarra de la mano de Hécate y ella la lleva hacia arriba, por el sendero en espiral, por el sendero de obsidiana.
A medida que asciende, se nota más plena de energía y más relajada, sintiéndose en calma, centrada, hasta que llega al final del camino. Hécate le da un abrazo, y usted le da las gracias por el viaje, por el don de la perspectiva y de la claridad que le ha dado. Ella le pide a usted algo, y usted se la da agradecida. Hécate se desvanece, y usted toma una inspiración profunda. Mientras espira, usted vuelve al cuerpo. Inspire profundamente de nuevo y, cuando lo considere oportuno, abra los ojos. ¡Bienvenida a casa!


Fuente: El oráculo de la Diosa, por Amy Sophia Marashinsky

martes, 12 de marzo de 2013

Némesis

Hace tiempo, a través de los caminos de Hékate, conocí a una gran persona, que resultó ser Devota de Némesis, y también de la Diosa Hékate. Nunca hemos hablado mucho sobre Némesis, pero recuerdo unas palabras que se grabaron en mi cabeza: "Némesis no es tan oscura como parece".
Hace una semana, ordenando carpetas, encontré en una de ellas una gran cantidad de dibujos, de mi infancia y adolescencia. Para mi sorpresa encontré entre los últimos, (rondaría yo por los 16-17) a dos Diosas, uno era de Hestia, que da la casualidad que había escrito un himno justo el día anterior. Y otro era de Némesis.
Némesis, me dije, la diosa de la venganza...¿qué momento estaría pasando yo para interesarme por esa diosa tan "negativa"?
Ahora, años después, decido hacer una pequeña búsqueda bibliográfica sobre la diosa, recordando las palabras de su devota. Y esta entrada es el resultado.

Némesis

Su nombre significa "aquella que distribuye o reparte", proviene del término nemêsis o nemô, que significa "dispensador de la deuda".
En la Teogonía de Hesíodo se comenta que es hija de Nix, y que no tiene padre, pero en otras fuentes atribuyen su paternidad a Érebo, Océano e incluso Zeus.

Justicia & Némesis

 En la antigüedad se le consideraba la ejecutora de la justicia divina, no tanto como puede entenderse al usar el término venganza, pues éste está mas asociado a las Erinias, las tres deidades vengadoras de los actos criminales.

En su rol, Némesis repartía justicia  a aquellos que mediante la justicia humana han quedado impunes de sus actos. Pero no solo se limita a ésto, sino que también castiga la soberbia, la arrogancia, la vanidad, la altivez, y también a la desmesura, pues se creía que guardaba el equilibrio entre lo bueno y lo malo. Así, a aquellos que tenían demasiada o frecuente felicidad, les mandaba infortunios para justamente equilibrar la balanza, y enseñarles humildad. Fue conocida también por intermediar entre aquellos enamorados que habían sido infieles o cometido transgresiones en o para su relación.

Su epíteto más conocido es "Adrasteia", la ineludible, pues nadie, incluso los dioses, se libraban de cobrar por sus actos

Fue a menudo representada alada, indicando la rapidez con la que llega el castigo a los criminales. También se le representó con un velo, que recuerda que la justicia de los cielos es impenetrable y llega de forma inesperada. En ocasiones se le coronó, los etruscos, decoraban su corona con piedras brillantes, y, en otras representaciones con un asta de ciervo, que indicaría la prontitud de la retribución, o una flor de narciso, recordando al joven orgulloso, que murió enamorado de su reflejo.

Sus atributos son: una lanza, una copa con un licor para fortalecer las virtudes, una rama de manzano, un reloj de arena, riendas, látigo, espada, balanza, rueda, antorcha y serpiente.

Algunos autores comentan que la Némesis, se consideró con el pasar de los tiempos, una virtud moral, para no caer en la desmesura y la arrogancia. Considerado un sentimiento "culposo" o "responsable" de los propios actos.







Himno Órfico:


¡Oh Némesis! Te invoco, poderosa reina, por la que los actos mortales son vistos. Eterna y gran venerada, de visión ilimitada, que solo te regocijas en el derecho y la justicia, cambiando las voluntades de los corazones, por siempre variables; tú que viajas sin descanso. Por todo mortal tu influencia es sabida, y permanecen sumisos bajo tu rugido justiciero; cada pensamiento oculto en la mente, es ante tu vista, sagazmente revelado. Tus ojos analizan aquel alma que no atiende a razón, gobernado por una pasión sin ley. Pues todo lo ves, todo lo oyes y todo lo riges. ¡Oh Divino Poder! cuya naturaleza equidad contiene. Ven, bendita, Diosa sagrada, escucha mis plegarias, y cuida constantemente de las vidas de tus devotos, danos tu benévola ayuda en la hora requerida, y fuerza abundante al poder del raciocinio, cuídanos de lo temeroso, de lo injusto, de lo cruel, de lo arrogante, de lo soberbio y lo egoísta.




Himno por Mesómedes de Creta:

Némesis, mediadora alada de juicios y vidas,
Diosa dadora de Justicia con ojos de azul acero,
Tú que refrenas la vana arrogancia de los hombres 
que inútilmente se resisten a tus firmes riendas,
Gran enemiga de la arrogancia y la soberbia,
que anulas el negro rencor.
Con la libertad giratoria de tu rueda destructora,
La destelleante fortuna de los hombres prende en la tierra.
Tú que vienes envuelta en el manto del olvido para influir
el cuello rebelde de falsa grandeza.
Con el antebrazo, mides nuestras horas,
con ceño fruncido observas nuestros corazones,
Y el yugo, soberano elevado en tu mano.
¡Salve en las alturas! ¡Oh Reina de la Justicia!

Némesis, mediadora alada de juicios y vidas,
¡Inmortal resentida! Canto tu canción,
Todopoderosa equilibradora,  de alas extendidas orgullosas,
Lugarteniente de la equidad, compensadora de errores,
quebrantas la arrogancia con todas tus artes,
y arrojas a los humanos al oscuro abismo del tártaro.



Click AQUI para escuchar el himno de Mesómedes en griego:




Fuentes consultadas:
http://www.theoi.com/Daimon/Nemesis.html
http://omarpal.blogspot.com.es/2011/08/himnos-orficos-01-08-2011.html
http://www.theoi.com/Text/OrphicHymns2.html#60
http://lecturas-yantares-placeres.blogspot.com.es/2012/05/himno-orfico-nemesis.html
http://poemsintranslation.blogspot.nl/2011/05/mesomedes-hymn-to-nemesis-from-greek.html
http://luigidante.blogspot.com.es/2010/06/himno-nemesis-de-mesomedes-de-creta.html
http://es.wikipedia.org/wiki/N%C3%A9mesis
Diccionario de mitología; dioses, héroes, mitos y leyendas; Marisa belmonte, Margarita Burgueño; Ed. Libsa
Traducción de los himnos por Perseo Dymantos.

Imagenes:
[1]http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/1/12/Statue_Nemesis_Louvre_Ma4873_n2.jpg
[2]http://www.mythindex.com/images/painting-nemesis.jpg
[3]http://i1212.photobucket.com/albums/cc450/PaulPiano/nemesissmall.jpg
[4]http://2.bp.blogspot.com/-0G5XCWL7DzM/TzkE4-JsH0I/AAAAAAAACnM/jzLYESiy7fc/s640/404px-Gheorghe_Tattarescu_-_Nemesis%252C_zeita_razbunarii.jpg

domingo, 3 de marzo de 2013

Himno a Kali

La autora de este texto nos recomienda que esta oración sea cantada en un tono monótono acompañado de tambores, para los que no tengan un tambor en casa, les recomiendo la música del grupo Dragon Ritual Drummers, en concreto la canción Dance of the Thunder Serpent. Aunque considero que cualquier canción de ese grupo puede servir, todo depende de cual nos despierte el ritmo interno para invocar a esta Diosa.



Himno a Kali 
Diosa de la vida y la muerte

¡Madre! de toda la creación Kali
Escucha, y atiende mi llamada Maha Kali

Invoco tu clemencia Kali
por las grandes transgresiones de todo Maha Kali

Nombro tus palabras secretas Kali
Entono tu divino nombre Maha Kali

Eres la caverna más profunda Kali
De donde la Gran luz brilla Maha Kali

Eres el tapiz del bosque Kali
Oscura, sin embargo, la fuente de vida Maha Kali

Eres la Ira del cielo Kali
Con tu gran antorcha y tu sagrada espada

Eres la profundidad de la materia Kali
Hogar del Fuego del espíritu Maha Kali

Estoy encerrado en la materia Kali
Rezo para trascender más alto Maha Kali

Sálvanos de las trampas veladas Kali
Danos el conocimiento de tu sabiduria Maha Kali

Baila para nosotros, con flauta y tambor Kali
Haz palpitar la tierra con tus pies Maha Kali

Desciende, gentil madre Kali
Para que nosotros podamos completarnos Maha Kali

Ahuyenta todos los demonios del temor Kali
Con tus feroces y coléricas formas Maha Kali

Danos amor y dulce protección Kali
Amparanos dentro de tus tormentas Maha Kali

Alza tus puños y danos poder Kali
Muestra tu corazón para que podamos elevarnos Maha Kali

Ponte en pie sobre una montaña Kali
Extiende tus estandartes a través de los cielos Maha Kali

Me inclino ante tí Kali
Postrado, Oh Temible Maha Kali

Haz añicos, destruye nuestros cuerpos Kali
Llévanos a casa
Maha Kali
Madre Kali
Maha Kali


Texto extraído de: http://www.crystalrivers.com/prayers/kali.html
Traducido por Perseo Dymantos
Imagen 1: http://www.yogaesoteric.net/content.aspx?item=3635&lang=EN
Imagen 2: http://www.mandalas.com/mandala/htdocs/images/Lrg_image_Pages/hindu/KALI8.jpg

martes, 19 de febrero de 2013

El Laberinto, parte I

        Según la definición, un laberinto (del griego λαβύρινθος labýrinzos) es un lugar formado por calles y encrucijadas, intencionadamente complejo para confundir a quien se adentre en él. 

        Existen dos principales tipos , el primero es el llamado clásico o univiario (una sola vía), y el de mazes, que consta con caminos alternativos.
Dentro de estos tipos, podemos encontrar clasificaciones más complejas, aludiendo a su forma o características, pero no entraré a desarrollarlas. 

        El laberinto que más fama tiene, es el Laberinto de Cnosos construido por Dédalo para guardar a la bestia Minotauro, al que luego Teseo, dio muerte. Sin embargo, este no es para nada el laberinto más antiguo.

martes, 25 de diciembre de 2012

Amor va con A, de Afrodita.


Afrodita mira con Compasión a una pareja de enamorados,
a ambos parece "superarles" el amor,
y por ello sufren.

Pero, ¿por qué Afrodita les mira con compasión?
Afrodita les mira con compasión, porque ella entiende lo que es el amor,
Ella misma es Amor, y la mirada de compasión alberga amor por ellos también.

Para Afrodita ser ella misma no "le supera", y no sufre por ello,
¡y eso que es Amor en estado puro!

Y esto pasa por un sencillo motivo,
al ser Afrodita puro amor,
no tiene cabida para más cosa,
por ello, los causantes de la sensación desagradable, que muchas personas achacan al amor,
no están.

Ella mira a la pareja sufrir,
siente compasión porque ella reconoce el origen de su sufrimiento.

Ahí ve a su hijo Phobos, escondido bajo los mantos mas tupidos, mimetizado en las sombras,
él es puro miedo, por lo que siempre está escondido,
podemos reconocer su presencia a medida que sintamos que el amor es lejano.

El sufrimiento, que los enamorados achacan al vínculo amoroso, se trata de un miedo enmascarado, disfrazado, maquillado.

Pero, ¿por qué Afrodita solo observa?
Forma parte del amor entender que cada persona debe recorrer su camino,
forma parte del amor dejarlos errar,
forma parte del amor no actuar,
porque haciendo ésto, muchos amantes se preguntan la razón de su sufrimiento,
y entonces comienzan a buscar al Amor,
y empieza el camino hacia Afrodita,
que se encuentra en dirección opuesta a la de Phobos.

En ese camino, nos vamos liberando, hasta fundirnos con Afrodita en un abrazo...de Amor...




martes, 18 de diciembre de 2012

El Útero de Hékate

En pocas ocasiones he tenido el placer de leer sobre el útero de Hékate, o en general de su faceta creadora. En la mayoría de textos que encontramos sobre ella nos hablan de su faceta destructora y oscura, casi como homologa de la Diosa hindú Kali, la cual es reconocida por esta cara.

Cuando rebuscamos en los textos encontramos datos donde se nombra que Hékate es virgen y que no tiene consorte, y como último dato, siendo para mí el más curioso, se reproduce por partenogénesis.


¿Qué significa esta palabra?


No voy a explicar profundamente el término biológico, pero es necesario un concepto básico para entender el resto de la entrada.
Partenogénesis es la capacidad de crear vida, por sí misma, sin necesidad de ningún factor externo, como puede ser un espermatozoide, el óvulo decide empezar a dividirse para formar una nueva vida. (es común en reptiles, ¡que grandiosa casualidad!)



La reflexión de esta característica de Hékate, me ha hecho llegar a ciertas conclusiones, que quiero compartir hoy con ustedes.


Lo que Hékate nos enseña con esa capacidad, y mas que enseñarnos nos lo recuerda, es la capacidad interna que tiene todo ser humano para crear. Y hablo no solo de crear artefactos, o del arte en general, sino de la capacidad que tenemos de crear nuestra vida, tal y como queramos que ésta sea.


Es cierto que el camino para esto necesita de pasos previos, tenemos que localizar los pensamientos que nos han hecho crear ciertas cosas en nuestra vida que no nos gustan, y luego identificar las creencias que nos ciegan esa capacidad autocreadora.

Hékate, en su totipotencia creadora, nos recuerda, que no es necesario ningún factor externo para atraer a nuestras vidas aquello que queremos, solo tenemos que centrarnos, crearlo, y darlo a luz.



"Creer es Crear"


El trabajar con una deidad, nos tiene que servir para trabajar con nosotros mismos, el conocerla, tiene que servirnos para conocernos a nosotros mismos. Si esto no es así, quizás no es la Diosa que deberías estar conociendo.

Un abrazo!

miércoles, 10 de octubre de 2012

La Tristeza




No te identifiques con la tristeza. Transfórmate en su testigo y disfruta del momento de tristeza, porque la tristeza tiene su propia belleza. Nunca te has fijado en ello. Te identificas tanto, que nunca penetras en la belleza de un momento triste. Si te fijas, te sorprenderás de los tesoros que te has estado perdiendo. Fíjate: cuando eres feliz nunca eres tan profundo como cuando estás triste. La tristeza tiene profundidad; la felicidad tiene algo de superficial. Observa a la gente feliz.

Los que pretenden ser felices—los playboys y playgirls que encontrarás en los clubs, en los hoteles, en los teatros—siempre están sonriendo y burbujean felicidad. Los encontrarás insípidos, superficiales. No tienen ninguna profundidad. La felicidad es como las olas, solamente superficial; vives una vida trivial. Pero la tristeza tiene algo de profundo. Cuando estás triste no es como las olas en la superficie, es como la profundidad misma del Océano Pacífico; millas y millas.

Sumérgete en su profundidad, obsérvala. La felicidad es ruidosa; la tristeza tiene un cierto silencio. La felicidad puede ser como el día, la tristeza es como la noche. La felicidad puede ser como la luz, la tristeza es como la oscuridad. La luz va y viene; la oscuridad permanece, es eterna. La luz se presenta a veces; la oscuridad está siempre ahí. Si penetras en la tristeza sentirás todas estas cosas. De pronto te darás cuenta que la tristeza está ahí como un objeto, tú la estás observando, eres testigo de ella, y repentinamente empiezas a sentirte feliz. ¡ Qué bella es la tristeza!

Una flor de la oscuridad, una flor de eterna profundidad. Como un abismo sin fondo, tan silenciosa, tan musical; no hay ruido en absoluto, ninguna perturbación. Uno puede ir cayendo en ella incesantemente y uno puede salir de ella absolutamente rejuvenecido. Es un descanso.

Depende de la actitud. Cuando te entristeces piensas que te ha sucedido algo malo. El que algo malo te ha ocurrido es sólo una interpretación y entonces tratas de escapar. Nunca meditas sobre ello. Luego quieres ir a ver a alguien; a una fiesta, al club, o enciendes la televisión o la radio, o empiezas a leer el periódico; haces algo para poder olvidar. Esta— que la tristeza es algo malo—es una actitud errónea que te ha sido transmitida: No hay nada malo en ella. Es otro polo de la vida.

La felicidad es un polo, la tristeza es el otro. La dicha suprema es un polo, la infelicidad es el otro. La vida es ambos. Una vida de pura dicha tendrá extensión, pero no tendrá profundidad. Una vida de pura tristeza tendrá profundidad, pero no tendrá extensión. Una vida de ambas, tristeza y felicidad, es multidimensional; se mueve en todas las direcciones conjuntamente. Fíjate en la estatua de Buda o, a veces, mira mis ojos y encontrarás ambas; encontrarás una felicidad que contiene también tristeza, una paz y también una tristeza. Porque esa tristeza le da profundidad. Observa la estatua de Buda: dichoso, sin embargo triste. La propia palabra "triste" te da connotaciones equivocadas de que algo está mal. Esa es tú interpretación.


Osho.